Cómo dejar de fumar con el cigarrillo electrónico

Si estáis hartos de los parches de nicotina y de los chicles, o por dejar la adicción al tabaco os habéis vuelto adictos a los Chupa Chups, os recomendamos los cigarrillos electrónicos.

Dejar de fumar no es fácil, y los fracasos son altos. Hasta ahora, las únicas opciones que cuentan con el visto bueno de la ciencia son las terapias sustitutivas de nicotina (parches y chicles), el antidepresivo bupropion y las técnicas psicológicas.

El cigarro electrónico se asemeja a un cigarro convencional con la diferencia de que no es inflamable. Proporciona similares sensaciones satisfaciendo nuestros sentidos, y por eso revolucionó el mercado en su momento. ¿El secreto? Satisface la adicción de los fumadores de tabaco de manera placentera y relajada, con el fin de aliviar el sufrimiento de dejar de fumar.

El tabaco ha perjudicado mucho a los seres humanos a largo plazo y se ha convertido en una larga pesadilla. El cigarro electrónico es una revolución en un mundo donde queremos más salud y supone un gran cambio para el mundo de los fumadores, en especial a los adictos.

Hace muy fácil dejar este hábito por completo. Paso a paso se va reduciendo la cantidad de nicotina, contenida en el e-liquid, desacostumbrando el cuerpo lentamente del abastecimiento de nicotina, y así, evitar que el nuevo no fumador tenga que sufrir síntomas de abstinencia. Luego, el que quiera puede seguir fumando su cigarrillo electrónico sin nicotina o, simplemente, dejar el tabaco por completo.

Mucho mas intensa que la dependencia física es, en muchos fumadores, el hábito. Este efecto psicológico, que provoca una sensación de bienestar al tener un cigarrillo entre los dedos o el hábito de fumar después de una comida, se conserva. Debido a esto, la cuota de recaída es mínima.

Las personas que, por recomendación médica, deben dejar de fumar, encuentran en el cigarro electrónico un importante aliado, que hace el tránsito mucho mas llevadero.

Sabías esto

Terapia de Reemplazo de Nicotina (TRN)

Significa que se añade la nicotina en el cuerpo humano en una forma sin tabaco, para contribuir a que las personas puedan dejar de fumar. La dosis de nicotina es menor que la obtenida fumando un cigarro convencional, pero es suficiente para reducir los mono-síndromes que se tienen cuando se quiere dejar de fumar.

Después de usar el cigarro electrónico durante tres mese la cantidad de nicotina debe haberse disminuido  gradualmente hasta un nivel de lo más bajo. Por eso, el cigarrillo electrónico se presenta como la solución ideal para la aplicación de la terapia TRN.

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Consejos, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Advertencia
Usted a va a entrar en una web en la que se publicita material referente a nicotina. Ha de ser mayor de 18 años para poder entrar en el sitio web.
Suscríbete

Entérate de las últimas actualizaciones a través de tu correo.

Introduce tu dirección de email: